ON THE ROUTE RADIO
ON THE ROUTE RADIO

Destacados

Winona Riders - portada - OYR

Winona Riders un sofocón de música en un sábado asfixiante

17/12/2023

Crónica de un sábado por la noche, dónde el calor del 16 de diciembre de este 2023 en Córdoba dejó los cuerpos en estado simil descomposición. Pero, en ocasiones como ésta,  cuando el verdadero rock llama, hay que obedecerlo.

Mensaje de Matías Lapezzata

ML: -Estás?

CR: -Me parece escuchar a Sonic Youth.

ML: -Viste. El Groove es mortal

Encuentro con Federico

F: -Qué tremenda banda. Conseguí el vinilo. El crecimiento de esta banda fue mortal. Pasó de Petalos de Sol a Studio Theater y de ahí a Club Paraguay. Lo que suena.

Federico tenía puesta la remera de Wire, la banda considerada como la más innovadora de la escena punk de fines de la década de los setenta. La misma ha sido llamada como la pionera del post-punk y el art punk. En síntesis: Pink Flag, el primer disco de Wire, fue una de las influencias de Luca Prodan, por ende, Sumo.

Mensaje y encuentro con Daniel Miraglia

CR: -Algunos riff de guitarra me hacen acordar a la presentación de Rastrojero Diesel en 990 Arte Club.

DM: -Viste. Le estaba contando al Ciego (Cesar Cuello) lo mismo. Estamos por el buen camino. Es la evolución del rolinga.

El actual conductor de Vergüenza Ajena que se emite los sábados a la mañana por Play FM, esa noche tenía un look Leonardo Favio y en ese momento era el guitarrista de la banda cordobesa que también integraban José Servetto (Q.E.P.D) en batería y Mario Valenzuela en bajo.

 

Winona Riders - OtrasYerbasRock.com

 

Respirando aire fresco con “El Ciego”

En La Cañada, afuera de Club Paraguay, Cesar Cuello (El Ciego) invitaba a la gente de otrasyerbasrock.com a la presentación de Estimulantes, el 27 de diciembre en Musicor, a las 11 horas y al mismo tiempo le decía que no podía creer lo bueno que había estado el concierto. Cesar Cuello en bajo, Daniel Miraglia en guitarra y Carlos Abriola conforman esta banda, que este año le aportó a la escena cordobesa y global hits como Todavía, Adónde dejé el porro y Volviendo a casa.

En el taxi con Marisa Andrea Pucheta

Marisa Andrea Pucheta, es una periodista musical que venía de ver a Winona Riders en el Primavera Sound. En el camino a El Bar, iba explicando casi en la misma línea de tiempo la evolución de la banda con la única diferencia con respecto a lo dicho por Federico, es que ella los vio en un festival internacional, dónde ahí los rendimientos tienen que ser altos porque es la puerta a otros acontecimientos similares. En ambos lados, es decir, en Bs As como en Córdoba, salieron airosos.

 

Winona Riders - OYRock

 

En El Bar – Consideraciones finales

En mi cabeza rondaba la idea de Sonic Youth, de Wire, pero esas influencias se iban diluyendo cuando en la primera cerveza, Marisa Pucheta aporta un dato que no había tenido en cuenta, y que sí compartí con la gente anteriormente mencionada. En un momento del concierto, el público empieza a vivar a Winona Riders como si fuera una banda Stone y entre las palabras  que contenía la letra de ese cántico, estaba el  Walter, nombre que yo no escuché, pero que si lo hizo Marisa.

El 19 de abril de 1991, Walter Bulacio, de 17 años fue detenido cerca de Obras, donde tocaba Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota, su banda favorita. Sin motivo, se lo llevaron a la Comisaría 35a, lo golpearon y, una semana después, murió en el hospital.  Por ende, tal vez, estos chicos que estaban arriba del escenario, no sepan quien es Walter, pero si que lo mató la policía. Es decir, uno de los tantos chicos que mueren por año en manos de las fuerzas policiales.

El Bar, el lugar que tiene a Augusto Ochoa y Nano Ramos, como comandantes insignias de este lugar, fue el escenario por excelencia de lo mejor de la escena under de Córdoba en este 2023. Lo que el estado no hizo, si lo hicieron estas dos personas, que abrieron este punto de encuentro de músicos, gente ávida de nuevas propuestas pero no así de gran parte del mal denominado periodismo cultural de Córdoba. Tampoco, dieron pulgar para arriba, los mal llamados gestores o agitadores culturales de esta ciudad, que se jactan de ser novedosos escribiendo tweets horribles y sin creatividad desde la comodidad de su casa o de los espacios establecidos. Es menester decirlo, que al momento de estar escribiendo esta crónica lamento haber figurado ausente en eventos que fueron importantes y que no involucraban a El Bar en su totalidad pero si a Augusto Ochoa.

Augusto Ochoa, además de ser uno de los propietarios de este lugar, comanda junto a un grupo de gente, Park FM, una radio online, que vio en la organización de las Park Sessions una forma de posicionarse en el mercado. Una de las primeras, la de Petalos, fue con Winona Riders la banda del oeste de Buenos Aires, el lugar del conurbano dónde está el agite, como cantan los Divididos, que este sábado, también tocaban en Córdoba, pero en el Kempes.

Googleando en el celular una información, apareció una nota de Mora Quintans en el diario Clarín dónde los Winona Riders expresaron cuáles eran sus influencias:  “A la hora de componer, sus influencias musicales están más que claras y no buscan ocultarlo en las referencias de sus canciones: Spacemen 3, King Gizzard & the Lizard Wizard, The Velvet Underground, The Stooges, son algunos de los sonidos y conceptos con los que juegan para formar una identidad propia, en la que lo más importante es la experiencia en vivo”.

Antes de haber sacado su primer disco, fueron los teloneros de una de sus bandas máximas de referencia: The Brian Jonestown Massacre.

Por ende, los nombres mencionados en la mesa con Marisa Pucheta, Sandra Peralta, Augusto Ochoa y Nano Ramos, sin contar los amigos que fueron pasando en la noche, quedaban reducidos a simples referencias que solo la música puede hacer posible. Cuando uno disfruta de un concierto, como el de Winona Riders, la mente va teniendo diferentes estados que hacen que puedas rememorar momentos de plena felicidad. Por eso, después de ese sofocón de música y calor, cuando el primer fernet tocaba mi garganta recordé a Pete Doherty en el Vorterix, recital que no vi pero si escuché en vivo por la radio. Es decir, el arte de combinar los sonidos y silencios me trasladó imaginariamente hacia Capital Federal.

 

Winona Riders en Club Paraguay - OYR

 

Requiem final

Winona Riders es una banda autogestionada que logró una especie de masividad en tan solo cinco años. En algún momento, en la red X se debatió sobre lo bocones que fueron cuando expresaron que “El sonido del éxtasis”, su segundo álbum, iba a ser el mejor del rock argentino de los últimos 20 años. No se si lo lograron, pero amigos, en el momento que ese sexteto combustiona, es un V6 rumiando lisergia y la tierra tiembla.

Hablando de movimiento, me remito al inicio y en el momento de estar escribiendo este texto, estoy escuchando, The Jesus and Mary Chain, un sonido que también me pareció escuchar. Es tan amplio el horizonte, que te abre, Winona Riders, que LA PUTA QUE VALE LA PENA CELEBRARLO Y ESTAR VIVO PARA CONTARLO.  Por la renovación total del rock argentino 🍺

 

Texto: Carlos Rolando

 

 

Comentarios
  1. Hellenkeller_oficial

    6 mesesAtrás

    Felicitaciones a los chicos de Winona riders de parte de los Hellen Keller , muy buena nota Carlos !

  2. Placerreal

    6 mesesAtrás

    Lei la nota en su totalidad, me encanto..para los que dicen que el periodismo de rock está muerto, tienen que ser los mismos que sentencian que el rock murió detra de una pantalla al lado del aire acondicionado..el rock es calor es fuego y se vive y se transpira. Brindo por vos y por la escena que está más viva que nunca. Salu’