ON THE ROUTE RADIO
ON THE ROUTE RADIO

Destacados

Hellen Keller - portada - OYR

Hellen Kellër: la banda que te hace resucitar como el Ave Fénix

28/11/2023

Inicio de una crónica de un sábado a la noche

Corría el año 1985, cuando en Los Ángeles, Estados Unidos, se encontraron cuatro músicos y un vocalista con la firme intención de hacer una banda. El deseo pasó a ser realidad. Aparecía Guns N’ Roses. Dos años más tarde, por el sello Geffen Records salía al mercado: Appetite for Destruction.

En 1988 publicaron G N’ R Lies. En 1989 actuaron en la entrega de los premios MTV y comenzaron una gira con los Rolling Stones. Cuatro años más tarde, la banda liderada por Axl pisó suelo argentino y desató un pandemonium. No solo en lo musical sino también por los acontecimientos que rondaron su presentación, como el suicidio de una chica, porque su padre veía a la banda como mala influencia.

 

38 años más tarde – Córdoba Argentina

En Lima 373, el mismo lugar dónde antes estaba Belle Epoque, templo de tantos recitales y noches memorables para personas que recuerdan ese lugar con lágrimas y corazones latiendo fuertes porque no pueden creer su cierre, se abrió un nuevo espacio que organiza o le da lugar a fechas como la del sábado 25 de noviembre con la presencia de La Mirona, Trance, Stone Dog, Hellen Kellër y Lies of Wire.

Espero que sirva este párrafo como modo de disculpas para las dos primeras bandas que no pude ver por haber extendido la previa en mi casa. Al destapar la última cerveza, sentí que el Ave Fénix se aproximó a mí, me dijo que esa noche iba renacer y que apurara las últimas gotas de ese líquido helado que corría por mi garganta, porque me iba a perder a Hellen Kellër.

 

Flyer del Show - OYR

 

Welcome to the jungle – Uniendo ideas

La música que me recibió fue Pier y Soda Stereo, es decir, ninguna que haya influenciado a Hellen Kellër, la banda que fui a ver. Pero resistí estoicamente a lo que sonaba y a la lista de precios de las bebidas. El Ave Fénix me susurraba que esa noche volvía a ser el adolescente aspirante a periodista de rock.  Obvió decirme el primer obstáculo a superar: Stone Dog.

La banda esa noche festejó sus siete años de vida de una manera nada celebrativa. Fue una bola de ruido confundida con distorsión. Fue tal el aturdimiento que el vocalista, el mismo rubio, que subió al escenario emulando a Axl terminó dejando las cuerdas vocales incrustadas en el micrófono. El hard rock, ese sonido que tiene sus primeras raíces en el garaje y el rock psicodélico de finales de la década de 1960 y que muchos piensan que tuvo su origen en la costa oeste americana, en esta ocasión, no invitaba a salir a la ruta e ir a ese lugar dónde una banda o solista te decía que la chica que estaba en la barra iba a ser tuya. Todo lo contrario, lo que emitían los parlantes era una invitación a buscar la salida de emergencia.

Esa aparición del Ave Fénix en el líquido elemento comprado en las ofertas semanales del chino, fue como una señal. Si superaba este concierto, todo lo que venía era la calma después de la tempestad. El reloj se detuvo, los minutos no pasaban más, las canciones se hicieron eternas y entre los covers de los Guns incluídos en la lista de temas estuvo Civil War, es decir 7:42 de oídos pidiendo clemencia.

La lingüista peruana Martha Hildebrandt, en una sección que tiene el diario peruano “El Comercio”, hizo una resignificación de pandemonio. De “lugar en que hay mucho ruido y confusión” a “ruido o alboroto que provoca el excesivo bullicio” y “caos, confusión”.

En esas dos sensaciones finales que cierra el párrafo anterior estábamos todos los presentes, a excepción de un grupo de amigos de la banda, que arengaba por el solo hecho de lograr una remera o gorra en el sorteo final. Cuando terminó Stone Dog y después de despedirse dos veces, por iniciativa propia, nadie pedía “una más y no jodemos más”, la pista estaba desierta.

 

Stone Dog - OYR

 

Un segundo para pensar

Slash se hizo famoso por la galera y los anteojos. Pero estos últimos son de primera marca y la ecualización de sus equipos no la modifica en todo el show. De esto se desprende: los dos guitarristas y el bajista de Stone Dog, tenían puestos lentes de sol. Era cool a modo de look, pero tal vez, me imagino, les impedía ver bien las perillas del amplificador o el programa en la pedalera porque cambiaron distorsión por ruido. Convirtieron el hard rock en ruidismo.

Tal vez, el sonidista pudo haber ayudado a mejorar el sonido, pero estaba hablando con sus amigos o fumando un cigarrillo. Es decir: haciendo una actividad que no incluyó el audio. Pero es entendible. El error estuvo en las bandas o solistas por no llevar su propio sonidista. Gran déficit eterno del rock en Córdoba.

 

Viene la resurrección

La leyenda del Ave Fénix, utilizada como metáfora al comienzo de este texto, tiene al vocalista de Stone Dog como inspirador. Un bajista abandonó la banda creyendo que era el final, pero renacieron. Enojado por esa actitud le dedicó una canción. El nexo es simple: resistí su presencia en el escenario, por lo pronto resucité como periodista o crítico de rock.

En psicología el Ave Fénix fue utilizado para la “hipótesis de la adversidad”, la cual postula que las personas necesitaron en su vida adversidades, problemas e incluso traumas, para alcanzar así los máximos niveles de fortaleza y desarrollo personal. Es decir: ninguna persona sabe lo que es capaz de soportar hasta que se expone a ello. Volví a ser yo en esos inicios en el periodismo dónde si pasabas esta prueba estabas listo para lo que se venía. En la gesta, estoicamente, también bancando esta cobertura, estaba Sandra Peralta, editora general y responsable de este sitio.

 

Los tímpanos reciben esa caricia sanadora

El guitarrista de Hellen Kellër tuvo que usar otro amplificador porque el utilizado por uno de los integrantes de Stone Dog era imposible de equalizar. El micrófono inalámbrico estaba sin pilas, pero aparecieron dos nuevas en el bolsillo del sonidista. El bajo sonaba crudo, golpeaba el estómago y el baterista armó un set rápido, sencillo. Por ende, la espera fue corta. Los primeros acordes llenaron la pista de adolescentes y  público de mayor edad de ambos sexos que estaban esperando esta banda que viene pidiendo pistas en las grandes ligas de Capital Federal.

Pensaba en lo extraño de Hellen KellërLook hard rock pero bordean el glam. Letras remitiendo a Flema pero también a Fantasmagoria. La primera etapa de los Ratones Paranoicos pudo ser influencia, pero sonó God Save the Queen de los Sex Pistols y eso desterró algunas búsquedas.

Tal vez, Juanse fue la inspiración de Ciro como también Johnny Rotten, pero cualquiera sea, es bienvenida. Lo importante es que la banda escuchó The Stooges e Iggy Pop por la forma en que distorsiona el guitarrista. Si no lo hizo, me saco el sombrero. El baterista es un relojito y en esta ocasión lo hicieron en formato trío y con un bajista invitado. Con Ciro en el bajo es más punk, con bajista invitado, le da la posibilidad al guitarrista de ir más crudo y descollar más. Lo concreto es que las canciones no excedieron el famoso reloj de un hit: 3`:50”.

Las letras callejeras de Hellen Kellër me remitieron en algún momento a los Rolling Stones, los que no dudaron en llevar de teloneros de los Guns N´Roses. Los Stones con letras callejeras? Presten atención a la banda inglesa y van a dar con Hellen Kellër. Cualquier duda sobre esto último, lo hacen saber en comentarios.

Me volví a casa pensando en “No dejes que te digan lo que quieres. Y no dejes que te digan lo que necesitas. No hay futuro, no hay futuro. No hay futuro para ti”. Tal vez, esta estrofa de God Save The Queen sea el renacimiento del rock en manos de bandas de rock como Hellen Kellër. Nacieron y crecieron escuchando que el rock estaba muerto, pero hicieron caso omiso. Por eso, fue bueno escuchar a Ciro acentuando:Somos el veneno en tu máquina humana” (We’re the poison in your human machine). Que así sea.

 

Hellen Keller - OYR

 

Hellen Kellër son:

Ciro Mazzei:  voz y bajo

Luca Chiabrando:  batería y coros

Dylan Cooper: guitarra y coros

Bruno Wire: bajista invitado

 

Playlist del sábado 25/11/2023

Sigue sigue

La caja de vino

Sangre sucia

God save the queen

Esa puta flor

Mr rock n’ roll

Vos me usaste

Serpientes, perfecto!

 

Hellen Keller (3) - OYR

 

Texto : Carlos Rolando

Editó: Sandra Peralta

Las fotos de Hellen Keller son de: Valentina Logwinczuk de Brithphoto

 

 

Comentarios
  1. fernando belzagui

    4 mesesAtrás

    aire fresco y sangre nueva en el rock cordobés made in córdoba. avantti hellen keller, sempre avantti! rolando siempre tan acertado dando en la tecla. brindamos x todo ello! arriba las palmita y que sea rock!