Destacados

Rudeboy la historia de Trojan Records - OYR

Rudeboy: la historia de Trojan Records

Según un comunicado de prensa, Rudeboy describe el auge de la música reggae, colocándola en el corazón de una revolución cultural que se desarrolló en los parques y las pistas de baile de finales de los 60 y principios de los 70 en Gran Bretaña y cómo ese período de inmigración e innovación transformó la popularidad música y cultura.

El documental, se describe como:  “Un tributo cariñoso que nos recuerda que la música tiene el poder de romper las barreras culturales y cambiar vidas”.

Trojan Records fue fundado por Lee Gopthal en 1968 y hoy es operado por Sanctuary Records Group. Los artistas que comenzaron con Trojan incluyen a Tony Tribe, Bob y Marcia, Desmond Dekker, The Melodians, Nicky Thomas, The Maytals y más.

Toots Hibbert, quien se unió a los Maytals y se convirtió en el líder de la banda en 1972, falleció el año pasado a la edad de 77 años.

 

 

El envío fílmico, dirigido por Nicolas Jack Davies, cuenta con una serie de artistas icónicos como Toots Hibbert , Ken Boothe, Don Letts, Neville Staple, Marcia Griffiths, Dave Barker, Dandy Livingstone, Lloyd Coxsone, Pauline Black, Derrick Morgan, Lee ‘Scratch ‘Perry y más.

Rudeboy combina imágenes de archivo y entrevistas con figuras icónicas del sello para contar la historia de Trojan Records, enmarcando los orígenes y ahora la historia de amor entre la música jamaiquina y británica.

 

Rudeboy - OYR

 

Un poco de teoría – Para conocer más – Geopolítica de reggae y ska

El documental comienza en la década de 1950, cuando Jamaica se encuentra en una transición lenta hacia su eventual independencia en 1962. Acá aparece, la figura de Duke Reid y su legendario sistema de sonido troyano y se muestran las condiciones sociales y culturales que dieron lugar al nacimiento del chico rudo, el surgimiento de cultura del sistema de sonido y el surgimiento del distintivo ska sonoro jamaicano. El nacimiento de los sound systems sucede, cuando Duke Reid y Sir Coxsone reproducían rythm and blues de Estados Unidos , en fiestas callejeras.

En Kingston, Duke Reid, un ex policía, abrió una licorería y consolidó su discoteca móvil. Tenía un amplificador al que llamó The Trojan, en honor al camión en el que trasladaba su equipo. Surge el Trojan Sound. En 1960 empezó a producir discos que grababa en el negocio familiar: The Treasure Isle Grocery Store & Liquor Store. Su sello se llamaba Treasure Isle.

 

– Espacio Publicitario –
Córdoba No Para

 

Sin Sir Coxsone el reggae no habría sido importante. Él dio a conocer a Peter Tosh, Alton Ellis, Toots and The Maytals y The Skatalites. Caso especial fue The Wailers, de Bob Marley: los contrató por cinco años y unas tres libras semanales. Grabaron más de cien temas juntos.

El ingrediente base de todo documental es la información para explicar unos hechos, y aquí la traen de primera mano protagonistas como Derrick Morgan, Bunny Lee, Dandy Livingston, Roy Ellis, Toots Hibert o Marcia Griffiths. Puede que no siempre sean los más fidedignos en cuanto a rigor histórico, y que sus testimonios estén sujetos a los vaivenes del tiempo y el ego, pero su sola presencia lo justifica todo.

En este sentido, el clásico embrollo respecto a quien-inventó-qué se salda con un momento para el recuerdo a cargo de Derrick Morgan. Mientras que otros artistas como Toots Hibert se atribuyen sin duda la paternidad del término reggae, Morgan zanja el asunto con elegancia diciendo que él no entiende de eso, aunque “algunos dicen que lo inventé yo”. Genio y figura que deja a la precisión en segundo plano.

Como contrapunto, el rigor analítico y el marco interpretativo lo ponen expertos como Don Letts, para el que la importancia de Trojan radica no solo en su carácter empresarial y artístico, sino en su papel de cara a la creación de una cultura que superase las barreras raciales.

 

 

En 1960, en Inglaterra, existe un mercado en crecimiento para el ska importado y los nuevos sonidos de rock estable que aprovechan los registros troyanos. Los jóvenes de la clase trabajadora descubren los sonidos del ska y el rock firme y nace la subcultura más importante en la historia británica moderna, el Trojan Skinhead. Surge un nuevo sonido Reggae. Blancos y negros se unen en las pistas de baile a medida que avanzamos hacia el hito de la cultura underground de skinhead y el ‘Espíritu del 69’. De 1969 a 1973, Trojan se convierte en la marca jamaicana más importante del mundo y está en la cima de sus poderes. La serie de compilaciones Tighten Up difunde el troyano a las masas. La discográfica comienza a publicar casi todo lo que se envía a medida que el volumen de ventas se vuelve increíble. Se produce una nueva fiebre del oro con productores que vienen corriendo desde Jamaica vendiendo discos a Trojan. Desmond Dekker, emerge como la primera estrella de la escena underground. Double Barrel, de Dave y Ansel Collins le da a Trojan su primer sencillo número 1. Ken Boothe inspira a los amantes del sonido del rock con el segundo número 1 de Trojan, “Everything I Own”.  Nace el pop reggae y la identidad y el orgullo negro se construyen alrededor de estos discos a medida que se consolida un nuevo estilo de música. Pero los buenos tiempos no pueden durar para siempre, ya que en 1975 la etiqueta se extiende demasiado y tiene que cerrar. La historia de Trojan no estaría completa si no se abordase desde el ámbito de la empresa, pues no en vano, la discográfica era ante todo un negocio, y su objetivo, ganar dinero. Si Windrush Lee Gopthal no hubiese creído en las posibilidades comerciales del reggae, Trojan no habría existido. El relato de su ascenso y caída tuvo connotaciones trágicas en lo personal, lo que induce a la reflexión sobre ese matrimonio mal avenido que une a cultura y dinero.

Pero el impacto de los registros troyanos perdura, desde los años 70 hasta la actualidad. La cultura juvenil de Jamaica ha florecido y está en todas partes: generó 2Tone, el Carnaval de Notting Hill, los sistemas de sonido, las semillas de la revolución del Hip Hop, la cultura de los clubes.

 

Rudeboy - OYR